OTOÑO

CLAVE PARA TRANSITARLO EN PLENITUD

 

/En mis días

de árbol

aprendí a ser

hoja/

……Con este micropoema propio me adentro en el Otoño a modo de alegoría, porque es tiempo de madurar todo lo aprendido, como ciclo mágico de la existencia, metáfora de nuestras vidas. Tiempo de recogimiento, de renovación y cosechas…

Periodo de desnudez, de claridad: “Ahora los árboles desnudos sí nos dejarán ver el bosque que hay detrás.”

El otoño nos invita a afianzarnos, a echar raíces, a quedarnos con lo esencial y seguir haciendo todo lo que tenemos que hacer desde ahí, desde ese estado donde sabemos despojarnos de todo lo superfluo -como hacen los árboles con sus hojas que sin ningún esfuerzo caen a la tierra para desintegrarse y hacer abono- para avanzar más liger@s.

Una invitación a “hacer” desde ese estado de serenidad y sabiduría….

*Dentro del “ciclo anual” el Otoño corresponde al atardecer en el día, y a la culminación de la madurez en la vida.

En el exterior se encogen los días, las mangas se alargan….Hay una metamorfosis en la Naturaleza que nos rodea, la Tierra late distinta y ¿has reparado en que las puestas de sol son más largas que en la estación que acabamos de dejar atrás? Y los cielos nos regalan nuevos matices de colores intensos.

Pero el otoño es una estación que tiene características de “mundo interior”…Es un retorno hacia dentro. Un nuevo despertar de la consciencia.

Si prestamos atención, podremos percibir que hay una energía muy fuerte de transición, de cambio constante…

En este sentido podemos decir que las transformaciones externas, sin lugar a dudas, nos afectan interiormente: ¿Cómo las sientes tú?.-

-Es esencial conectar con los ritmos de la Naturaleza para mantener la armonía. Nuestra mente y nuestro cuerpo van sintiendo estos cambios, por lo que debemos tomar conciencia de nuestro vínculo y permanente entorno-

A medida que transitamos por este nuevo -aunque sempiterno- otoño, vamos sintiendo cambios en nuestro cuerpo, en nuestro estado anímico y nuestros niveles de energía.

Y es que el cambio, la impermanencia, el movimiento, son características de este equinoccio que nos recuerda el carácter cíclico de la materia, como una especie de justicia poética.

Hay un cambio de energía en la Tierra y para algunas personas se presenta cierta resistencia a esta energía de cambio que en definitiva es “una manifestación de la resistencia a la entrada en el mundo interno”.

*Es muy importante la educación de lo activo y lo pasivo, es decir del movimiento hacia fuera y hacia dentro.

Esta es la enseñanza de los equinoccios, cuanto mejor gestionemos y conozcamos estos movimientos, mejor será nuestra salud física, emocional, mental y espiritual.

Cierto es que hay un sentido melancólico asociado a la llegada del otoño ya que representa “la metáfora del declive natural”, y es que en el cambio de estación podemos ver alterado nuestro biorritmo, pero si estamos abiertas a sus enseñanzas sentiremos que *En este cambio de energía la Tierra sugiere que nos acompasemos a ella…

Además la buena noticia es que podemos “trabajarnos” durante este período de adaptación y combatir emociones como la tristeza o la ansiedad y sentirlo como el renacimiento interno que es: Cierre y apertura.

-Caminar o hacer ejercicio al aire libre nos ayudará a exprimir las horas de luz y aumentar la serotonina u hormona del humor-

Una disciplina perfecta para esta época es el ejercicio de yoga, unido con la meditación y respiraciones profundas, nuestro cuerpo y mente afrontarán con energía positiva la llegada del mágico equinoccio.

*A través del Yoga ampliamos nuestro conocimiento interior, y nos ayuda a detectar esos cambios y a aceptarlos.

(Pero no olvidemos que además de trabajar el equilibrio emocional, con las asanas conseguirás aliviar las tensiones y dolores musculares de la vuelta al trabajo.)

Cómo adaptar tu práctica al otoño?

Es importante practicar con regularidad y a ser posible, a la misma hora del día. Esto te ayudará a establecer una rutina y a encontrar mayor calma.

El ritmo de los movimientos será pausado y consciente, llevando la atención a la respiración.

Te aconsejamos desacelerar tus gestos y bajar la intensidad de tu práctica.

Las mejores posturas para realizar durante este periodo son aquellas que

estimulen y beneficien a los pulmones. De esta forma fortaleceremos el sistema inmune preparándolo para el invierno. También es importante practicar posturas para relajar y tonificar el intestino grueso, para limpiarnos y deshacernos de lo que no ya necesitamos.

Es muy importante fortalecer tus raíces y tu conexión con la tierra.

Durante tu práctica, envía tu energía desde el centro. El trabajo consiste en fortalecer un centro auténtico que nos sostenga todo el año.

Mientras practicas es interesante prestarle atención a los pensamientos negativos que dificultan nuestra práctica. Al principio se trata simplemente de hacerse consciente de ellos. Estos pensamientos no reconocidos son justamente los que nos retienen en situaciones de estancamiento en nuestra vida.

Cada persona tiene una forma de no disfrutar de la práctica y de ponérsela más difícil. Durante la sesión puede ser un buen momento para aprender a observar estos pensamientos y actitudes y poco a poco, dejarlos ir.

Y recuerda…

“… Sólo si nos mantenemos maleables y flexibles podrá el Viento Suave movernos y ayudarnos a dejar ir aquello que ya no nos sirve: formas de hacer que ya no dan más, pensamientos obsoletos, creencias limitantes, hábitos que empiezan a ser perjudiciales, incluso amistades con las que ya no se C R E A

Sentimos tristeza cuando nos aferramos a aquello que ha de irse y nos resistimos a la energía del Viento Suave pero éste nos enseña a dejar de seguir a otros y a encontrar lo que es verdaderamente auténtico en nosotros y sujetándonos a ello, dejar ir aquello que ya murió.”

….Como éstas palabras que ya mueren para volver a nacer…

B I E N  H A L L A D O, O T O Ñ O ¡!

Texto de Maite Burgos.

www.maiteburgos.com

(Gracias Maite por estar ahí, te convertiste sin buscarlo en un apoyo, una amiga y una inspiración)

Fecha de publicación: 24 de septiembre de 2020.
Abrir chat
¿Tienes dudas?